Linfedema

¿Qué es el linfedema?

El linfedema es una patología crónica que se caracteriza por el acúmulo de líquido linfático principalmente en las extremidades.

El sistema linfático mantiene el equilibrio de los líquidos del cuerpo y el líquido linfático tiene importantes funciones como transportar proteínas, reciclar y absorber la grasa al sistema circulatorio y defender al cuerpo contra enfermedades.

Cuando no funciona correctamente, bien porque está dañado o bien porque está bloqueado, el líquido se acumula en los tejidos y causa inflamación y fibrosis, lo que provoca la cronicidad de la enfermedad. Estas alteraciones provocan el continuo depósito de grasa y tejido fibroso que provocan el aumento de volumen de la extremidad.

Clínica

La acumulación de líquido puede causar síntomas que incluyen hinchazón, pesadez, disminución del rango de movimiento dificultando movimientos como peinarse, para caminar etc, tensión de la piel, molestias en las articulaciones afectadas, engrosamiento de la piel y fibrosis progresiva de la extremidad afectada.

Todo esto hace que la extremidad sea más susceptible a la infección (erisipela o celulitis infecciosa)

En raros casos, la evolución del linfedema durante años puede predisponer a ciertos tipos de cáncer como el Síndrome de Stewart-Treves, un linfangiosarcoma muy agresivo que aparece en un 0.5% de los pacientes con linfedema tras una mastectomía.

  • La valoración de la calidad de vida mostró que las pacientes con linfedema tenían un peor estado físico de salud, un estado emocional significativamente más negativo y una peor calidad de vida global.
  • Tiene, además, un impacto negativo en la calidad de vida general ya que representa una carga económica importante para los pacientes. Los cuidadores y la sociedad.

Causas del Linfedema

1 Millón

Afecta a 1.000.000 de personas en España (según datos de la AEL).

1/3

1/3 consecuencia de linfadenectomía por cáncer de mama.

Existen dos tipos de linfedema: primario y secundario.

El linfedema secundario es causado por obstrucción del flujo linfático resultante de tratamientos contra el cáncer (disección ganglionar y/o radioterapia), trauma, infección, etc. Después del tratamiento del cáncer que incluyen linfadenectomía y/o radioterapia, hay una obstrucción en el flujo linfático de región tratada; ya sea en la axila después del tratamiento de cáncer de mama y en la pelvis después de tratamientos del cáncer uterino, de de ovario, etc.

El linfedema primario, el edema se desarrolla de manera progresiva desconociendo el mecanismo causal. En áreas tropicales, el linfedema secundario a infección por filaria es el más común, mientras que los tratamientos contra el cáncer son la principal causa de linfedema en los países desarrollados.